La Danza Liberadora

Danzar libera, soluciona, genera conocimiento. Lo digo primero porque no sé muy bien desde qué perspectiva estoy escribiendo este texto; es decir, aún no termino de decidirlo. A veces uno está tan acostumbrado a dejar ir el cuerpo que incluso el ritmo de los dedos en el teclado va creando una dancita casi casi involuntaria y liberadora.

El movimiento es parte de nuestra vida como entes vivos y sin embargo nuestra cultura es otra en cuanto que seres sociales. Movimiento y cultura han dado como resultado grandes saberes del cuerpo como las artes marciales, las diferentes disciplinas de meditación y las danzas recreativas y/o rituales – en ocasiones suceden todas al mismo tiempo –  que han existido desde el mismo momento en que el homo sapiens sapiens habita este planeta. Y como aquí hablamos danza, vamos a partir de que todos tenemos cuerpo y todos nos movemos, eventualmente, con un cuerpo en movimiento, un día, con suerte, estaremos danzando.

Al tiempo que pienso en las palabras que van acomodándose aquí, estoy tarareando un éxito pop de una década pasada a la vez que hago muecas frente al monitor mientras muevo los hombros y los pies; luego soy consciente de que este fenómeno me pasa muy seguido: a veces en algún trayecto en el transporte público  – audífonos encima – me asaltan las ganas de hacer una danza interpretativa en el pasillo del camión/metro si estoy escuchando los tonos agudos de algún grupo/artista indie; pero otras veces, en universos alternos, me pasa que el fenómeno del impulso casi casi involuntario de mover el cuerpecito al ritmo de lo que sea me obliga a sacar a bailar a algún transeúnte si por ahí en la calle me sorprende una cumbia.

Lo que digo es que la danza es un campo de profesionalización que, como cualquier otro, requiere de disciplina y constancia; pero primeramente es una expresión humana que, más allá de aulas con espejos de cuerpo completo y barras, sucede en todos lados y en todo momento,  es por eso que hablamos de ella.

Hablemos de la danza en contextos específicos, por ejemplo: ¿Qué es danzar en México? ¿Dónde se baila en México? ¿Quiénes, por qué y cómo? Vayamos respondiéndonos juntos de vuelta en vuelta y de brinquito en brinquito.

Canción: Evil Eyes – Shake the Dust
Video por: Tylor Bohlman

 

Acerca de la autora: 
Alejandra se dedica a la gestión cultural independiente, da clases a niños y adolescentes además, a veces, hace performance y danza; todo estudiándolo desde la perspectiva de género.

FOLLOW / SHARE:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

FACEBOOK
TWITTER
EMAIL
PINTEREST
LINKEDIN
INSTAGRAM