¿Soy Demasiado Grande para Clases de Ballet?

Hoy les comparto la pregunta que varios amigos, conocidos y desconocidos me han hecho incontables veces es: “¿Soy muy grande para tomar clases de ballet?” y yo siempre les contesto: en realidad no, todo depende de tus expectativas.

Aunque hay casos excepcionales de bailarines de ballet profesionales que empezaron relativamente tarde, la verdad, es que se requiere de muchas cualidades físicas, mucho entrenamiento, disposición y completa entrega si deseas hacer del ballet tu carrera profesional dspués de los 15 años. Pero no todo está perdido…

Debemos tomar en cuenta que la formación profesional idealmente comienza a partir de los 9/10 años de edad. Sin embargo, si ya cuentas con algunos conocimientos previos o conoces las bases de la técnica no descartaría que, con mucha dedicación y esfuerzo, puedas hacer del ballet una carrera. Aquí, definitivamente, entran varios factores a considerar: entre las aptitudes físicas, la técnica que se desarrolle, el maestro, la dispocisión y compromiso del alumno; incluso el género, a veces los chicos tiene mayores oportunidades para ingresar a clases de danza debido a la escasez de alumnos hombres.

Ahora, si lo que quieres es aprender  o retomar el ballet como una actividad recreativa, pero crees que estarás rodeada o rodeado de niñas pequeñas en tutús rosas, te diré que no debes preocuparte.

Afortunadamente, en México ya hay varias academias de danza que están abriendo programas para adultos en todos los niveles desde principiantes hasta avanzado. Sólo debes encontrar alguna que se acomode a tus horarios. En estas clases encontrarás a personas que van desde los 15 años en adelante y nadie va a criticarte. La actitud que se debe tomar en estas clases es que todos los participantes están ahí para aprender y mejorar por lo que no debes temer a equivocarte o a preguntar cuando no te ha quedado algo claro.

Eso sí, respeta los niveles, si no tienes ningún conocimiento del vocabulario de los pasos o de posiciones y colocación básicas te recomiendo comenzar desde el nivel 101. Principiantes. Recuerda que el ballet no es un técnica sencilla y tu cuerpo debe prepararse físicamente para realizar pasos más complicados como giros y saltos (ni hablemos de usar puntas). El progreso en estas clases lleva su tiempo pero es seguro.

Si te interesa puedes consultar los talleres que se ofrecen en las Casas de Cultura de tu delegación; otras opciones donde encontrarás clases para adultos son:

Talleres Libres de la UNAM.
Talleres de Casa del Lago en Chapultepec.
Centro Cultural Los Talleres de Coyoacán.  
Algunos estudios de danza como: Academia de Danza Condesa, Academia Isabel Sotelo, Just Dance, Conservatorio de Danza Guillermo Maldonado.

Bueno y si la música de ballet te aburre o crees que la clase es demasiado técnica y lo que buscas es hacer una actividad física que te proporcione bienestar y salud, puedes inscribirte a uno de los centros capacitados en método Barre: la nueva tendencia para los amantes del fitness que buscan los beneficios del ballet, el pilates y el yoga en ¡una sola clase!.

La gran diferencia entre una clase de ballet y una del método barre es que en la segunda, no se hace tanto énfasis en aprender una técnica y su correcta interpretación artística, sino que se toman elementos de ésta, aquellos que son sencillos y funcionales para fortalecer el cuerpo. Si no te encantan los ejercicios del ato impacto como el cross fit o estás aburrido de los aparatos del gym, es una buena opción a considerar.

Algunos de los estudios que ofrecen este entrenamiento en México son: Barre Intense, Balance Studio en Punto I Coma, Barre Fit en Monterrey, NL.

Te aseguro que cualquier clase que elijas además de ayudarte a ejercitar tu cuerpo, tener una mejor postura, fortalecerte y tener mayor coordinación también mejorará tu capacidad de concentración y retención de la memoria. Uno de los grandes beneficios del ballet o del metódo barre es que trabajas con tu propio peso (o pesos muy ligeros) por lo que los resultados se construyen a base de repeticiones cortas con menor riesgo de lesiones por lo que es ideal para cualquier persona adulta.

Al final sin importar la decisión que tomes lo que cuenta es que ¡no te quedes con las ganas hacerlo! no temas a aprender algo nuevo, ni a “hacer el ridículo”; mejor  toma esta actividad como una oportunidad para darle un respiro a tu cuerpo y a tu mente, para volver a encontrar ese balance esencial liberándote del estrés y de la rutina.

Cuéntame si te animas a tomar alguna clase y no olvides seguirnos en IG: @danzartico.
#HablamosDanza

Foto Principal por Tutus and Tea

Síguenos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
Follow by Email
RSS
Google+
http://www.danzartico.com/clases-ballet-para-adultos">
LINKEDIN