Dime más: 5 reflexiones de Vaselina para la vida real

El clásico musical adolescente ya no es tan… adolescente. ¡Vaselina celebra sus 40 años! Ambientada en los años 50, Vaselina cuenta la historia de 2 adolescentes: Sandy (Olivia Newton John) y Danny (John Travolta). Los jóvenes se conocen y se enamoran durante el verano para después reencontrarse durante el último año de preparatoria, etapa en la que, acompañados por sus mejores amigos, aprenderán varias lecciones de amor, de amistad y de la vida.

Estrenada en 1978, la película ayudó a revivir el esplendor del género musical en la gran pantalla y marcó a toda una generación. Desde entonces se han realizado numerosas puestas en escena: desde reposiciones en Broadway (Nueva York), hasta el West End (Londres), pasando también por los foros y salones de teatro de incontables secundarias, preparatorias y universidades a nivel mundial ¿Quién no recuerda haber ido vestido de rock’n’roll para bailar Vaselina en el Festival del Día de las Madres o algo así?

A pesar de que la historia es hasta cierto punto predecible, la música, el baile, los sets y el vestuario la mantienen vigente. Aunque siendo honestos, este mundo de ensueño que aún parece tener lugar para el romance y la inocencia, quizá no nos haya dejado las mejores lecciones juveniles. De hecho, la película está repleta de comportamientos que hoy, seguramente, desaprobaríamos; así que me puse a analizar la película de nuevo y he sacado 5 reflexiones para “la vida real” de Vaselina:

  1. Cuida tus palabras ¡Piensa antes de hablar, y mucho más antes de actuar!

Es cierto que al ser humano le encanta conversar, pero también es cierto que algunas personas pueden hablar a tus espaldas. Las noticias corren rápido, buenas o malas, así que cuida mucho lo que dices, la manera en que lo dices, dónde y a quién se lo dices. No quiero decir que desconfíes de todos, pero recuerda que siempre es mejor tener pocos amigos de confianza que muchos conocidos. De igual manera, siempre piensa antes de actuar. Si algo de lo que tus amigos hacen no va de acuerdo con tus valores, ¡no lo hagas! En cambio, hazles saber tu punto de vista y las razones por las que no te gusta lo que están haciendo. No trates de impresionar a otros; la única persona aquien debes superar e impresionar es a ti mismo.

  1.            Los chicos… ¿siempre “serán chicos”?

Lamentablemente, en pleno 2018 seguimos enfrentándonos a estereotipos como el que los chicos no pueden demostrar sus sentimientos, o que deben impresionar a sus amigos sin importar que hieran los sentimientos de alguien más y con los que también se hacen daño a sí mismos. Es hora de derribar los prejuicios y dejar que los chicos aprendan a expresarse sin miedo y  de formas más saludables sin tener que demostrar su hombría por medio de la violencia, las actitudes rebeldes, o la cantidad de chicas que conquistan. Es hora de enseñarles que también son vulnerables, que pueden expresar sus sentimientos con afecto y que respetar a las mujeres es fundamental.

  1.            ¡La educación primero!

Nunca des por sentada tu educación: conviértela en tu prioridad. En ocasiones, la escuela parece ser una pérdida de tiempo; sin embargo, recuerda que tu educación es el cimiento para lograr tus objetivos. En la escuela no sólo aprendes cosas teóricas (que te ayudarán a resolver problemas profesionales), sino que también aprendes valores y fundamentos de las relaciones humanas (que te ayudarán a lo largo de toda tu vida). No olvides que tienes tus años de universidad (si decides estudiarla) y el resto de tu vida para hacer lo que más te apasiona, pero ¡por favor, no dejes la prepa!

  1.            Cuida a tus amigos

En esta época en la que las redes sociales “facilitan” el intercambio con los demás y donde existe un constante conteo de amigos, likes, y shares, desarrollar y conservar verdaderas amistades es un privilegio. La gente cambia al crecer y nuestras metas nos pueden llevar por caminos distintos, pero identifica aquellas personas que han estado presentes en los momentos buenos y malos de tu vida dándote un apoyo incondicional, y no los dejes ir. Convive más con tus amigos, sé partícipe de sus momentos importantes y hablen de sus diversos intereses, aprendan unos de otros. ¡Bailen y rían más!

  1.            ¡Sé tú mismo! Nunca cambies por un chico… ni por nadie.

Lo sé, dentro de nuestras necesidades básicas existe el deseo de pertenencia. Muchas veces te encontrarás en situaciones donde quieres encajar y pertenecer a un cierto grupo de amigos o simplemente donde quieres agradarle a las personas. Te  tengo una noticia: siempre va a haber alguien con quien no hagas click y no le agrades, pero no te lo tomes tan personal. Mantente fiel a ti mismo. Siempre habrá personas listas para hacerte ver tus virtudes así como tus defectos y que te apreciarán tal cual eres.  

No olvides que el script de la obra musical y la base de esta película están situados en los años 50, así que de cierta forma es agradable ver cómo la mentalidad y estilo de vida de las nuevas generaciones se han transformado. Ahora sí, con una mente más abierta y crítica te invitamos a disfrutar de la película y ¡a bailar con tus amigos!

FOLLOW / SHARE:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

FACEBOOK
TWITTER
EMAIL
RSS
PINTEREST
LINKEDIN
INSTAGRAM